Porqué y cuando hay que cazar corzas III

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Porqué y cuando hay que cazar corzas III

Mensaje  TEORICO el Mar Jul 19, 2011 9:57 pm

D. Gerardo Pajares continua:

"¿Puedo prescindir de cazar corzas? Sin duda se puede, el caso es valorar si esto es sostenible y conocer qué consecuencias tendrá en el futuro. Como hemos dicho la caza es una actividad de ocio y por lo tanto es lícito cazar por pura diversión. No obstante corresponde a los poderes públicos limitar que esa tendencia al disfrute de la caza afecte a la conservación, tanto de la especie como del resto del ecosistema, imponiendo el cumplimiento de cupos de captura.

En una población no cazada, asumiendo que la razón de sexos al nacimiento sea 1:1 (aún hay opiniones discrepantes sobre el efecto que tienen en las distribución de sexos al nacimiento la disponibilidad de recursos en el corzo) y sabiendo que la tasa de mortalidad de los machos es superior a la de las hembras, podemos asumir que de forma natural la razón se sexos esté levemente desplazada en favor de las últimas. Normalmente sera de 1:1,1-1,5. Si además la caza afecta solamente a los machos esta razón se desvía más.

¿Qué efecto tiene una sex ratio desviada? Hace que la densidad aumente a mayor velocidad pero la población sea más débil. Es posible mantener la abundancia total de individuos en un territorio con una sex-ratio desviada ya que el valor de K no se ve afectado por este cambio, en otras palabras estaremos sustituyendo una subpoblación de machos por otra de hembras. Estas últimas seguirán quedando preñadas y mantendrán su tasa de fertilidad, con lo que la tasa de crecimiento del conjunto de la población seguirá aumentando.

A medida que la abundancia se aproxime al valor de K se va a producir un efecto paradójico que es que ese valor puede verse afectado. Si el impacto de los herbívoros es acusado se produce una disminución de la capacidad de acogida. Claro está que podemos manejarlo facilitando alimentos, algo habitual en fincas cercadas.

El corzo es una especie de baja movilidad para la que es más importante la diversidad botánica que la abundancia relativa de cada una de las fuentes de alimentación. Esto le permite alcanzar densidades elevadas siempre que se conserve o mejore la diversidad de fuentes de alimentos. Si el paisaje se homogeniza o se introducen otros herbívoros que compiten por algún recurso concreto puede haber problemas.

Si el corzo se va haciendo más abundante se produce otro fenómeno: se reducen las áreas de campeo y territorios. Con frecuencia también se reduce el tamaño corporal pero se mantiene la fecundidad. Si la vía de la emigración está limitada bien por la existencia de obstáculos, o por la propia abundancia, se produce otro fenómeno bien conocido: el incremento de la mortalidad. Esta mortalidad suele estar causada por problemas de salud, casi siempre parasitarios.

El corzo es un animal que no gusta de vivir en comunidad. Sus hábitos solitarios han hecho que en su selección natural no haya sido preciso dotarse de una gran resistencia a los parásitos ya que estas enfermedades suelen estar relacionadas con el contacto físico entre animales. Probablemente nunca el corzo haya sido una especie tan abundante como en nuestros días, fruto de la agricultura intensiva, la selvicultura y el control de los depredadores.

En definitiva una sex ratio desviada hacia las hembras produce problemas a medio plazo que consisten en reuducción del tamaño de los ejemplares (del trofeo también), debilitamiento de los individuos, aumento de los riesgos por enfermedades parasitarias.

En lo próximos días comentaré algo relacionado con los machos que puede ser complementario a esto y quizás a alguno le resulte de interés."

Y D. Rafael centenera apostilla:

"Al igual que a Álvaro, siempre es desconfiado de la gráfica de Andersen como la pauta para el corzo y de hecho creo que solo es aplicable en casos de poblaciones saturadas durante muchos años y no para poblaciones en expansión o fuertemente cazadas.

La literatura nos dice que la mortalidad en el primer año alcanza el 50%, es decir que la mitad de las crias que nacen no llegan a pasar el invierno: luego todos coinciden en una mortalidad de un 10%-15% anual en las calses adultas. Supongo que el valor real dependerá de las condicones y de la existencia de caza. Y por último una mortalidad alta a partir de la senectud.

Es cierto que la corta expectativa de vida en el corzo, con un máximo para los machos que rara vez supera lo 8 años, sugiere unas tasas de mortalidad muy altas. Pero no es menos cierto que la estrategia de la especie está diseñada para esas mortalidades y su capacidad reproductiva es mucho más alta que la de los demás cérvidos. "Me muero más rápido pero repongo las perdidas de forma más efciente".

Si el mejor trofeo de un corzo se alcanza a los 5 o 6 años, es complejo poder abatir nuestro cupo de machos con sólo trofeos, puesto que la población real de esas calses de edad será muy reducida (no más de un 10-12% de todos los machos y en una población con una ratio 1:2 no más del 4% de todos los corzos del coto).

Lo cierto es que los corzos en zonas de alta productividad y a densidades razonables presentan buenos trofeos incluso a los 3 años, asi que es posble abatir trofeos decentes año tras año hasta que llega un momento en que el medio se satura y comienzan a hacerse patentes los efectos de la densidad.

Primero será la reducción del tamaño medio de los animales por falta de alimento y si uno es pequeñito de chico se queda pequeño toda la vida, con la consiguiente mayor mortalidad de joven. Luego vendrá el retraso en la edad de primera fertilidad de las hembras, muy vinculada al peso de las mismas y por último un amuneto de la mortalidad de adultos pero este punto es mucho más largo de alcanzar.

Aunque nos suene muy extraño, la mortalidad en los corzos adultos es significativa, la cuestión es si se produce año a año o al final de su vida, y lo cierto es que todo apunta a que es una cosa más paulatina que de un tirón.

Si es así, la caza en edades adultas sería compensatoria en muchos casos y su efecto sería menor del esperado. Muchos de los machos cazados se tenían que morir y por ello el efecto de su caza no es evidente. De ahí que nos sorprenda lo que aguantan algunos cotos que son arrasados cada año y al siguiente vuelven a tener corzos. En realidad el grueso son animales de 1 y 2 años y por ello dan la impresión de aguantar mucha tela."

avatar
TEORICO
MIEMBRO DE HONOR
MIEMBRO DE HONOR

Mensajes : 1327
Fecha de inscripción : 28/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.