porque y cuando hay que cazar corzas (capítulo I )

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

porque y cuando hay que cazar corzas (capítulo I )

Mensaje  TEORICO el Vie Jul 15, 2011 2:32 pm

A menudo surgen listillos por el monte que nos discuten lo de la conveniencia de NO CAZAR LAS CORZAS con el simple argumento de " a ver quien pare luego...."
bien pues ponemos lo siguiente a ver si nos vamos enterando.


¿Por qué y cuándo hay que cazar corzas?

Vamos a intentar desarrollar a lo largo de una serie de mensajes los principios básicos que deben definir la gestión de una población de corzos.

La legislación española considera la acción de cazar la ejercida por el hombre mediante el uso de armas, artes u otros medios apropiados para buscar, atraer, perseguir o acosar a los animales definidos como especies de caza con el fin de darles muerte, apropiarse de ellos o de facilitar su captura por un tercero. Esta definición jurídica no incluye ningún deber de custodia del territorio ni de las especies que lo habitan, por lo tanto no hay exigencia del deber de gestionar.

No obstante la Constitución Española sí contempla que es obligación de los poderes públicos el velar por la conservación del Medio natural. La legislación posterior desarrolla este deber y se lo encomienda a la Administración pública quien a su vez exige en los distintos otorgamientos de derechos de explotación del patrimonio natural la obligación de los ciudadanos y sus organizaciones de velar por la correcta gestión de los recursos. Es en este contexto donde surge la necesidad de implementar medidas de gestión de las poblaciones de animales sometidas al régimen cinegético. De ahí que se vengan exigiendo planes de ordenación, planes de aprovechamiento, etc.

En esencia podemos decir que para cazar no es necesario gestionar, basta con perseguir y matar a los animales. El problema es que este tipo de modelo no puede garantizar la conservación de las especies de caza como se ha demostrado en muchas ocasiones. La alternativa es utilizar herramientas que permitan que el recurso exista a lo largo del tiempo con las menores oscilaciones posibles, sin que tengan un impacto negativo sobre su entorno (tanto humano como en el ecosistema) y permita un razonable nivel de satisfacción ya que no debemos olvidar que la caza es, antes que nada, una actividad de ocio.

Por lo tanto al incluir la idea de sostenibilidad en el concepto de la caza se hace necesario acudir a la gestión, pudiendo afirmar que gestión es todo el conjunto de medidas que se adoptan para el manejo del recurso, bien sea para su mantenimiento incremento, reducción con el fin de garantizar su conservación y las condiciones ambientales adecuadas.

En este momento es importante recordar que hablando de caza nunca trabajamos con individuos sino con poblaciones. Por ello es fundamental tener presente qué es una población y cuáles son los mecanismos de regulación de las mismas.

Consideramos que una población es el conjunto de ejemplares de una misma especie que ocupan un espacio determinado y que tiene un potencial de reproducción. El rango espacial puede ser mayor o menor, habiendo para cada especie y para cada ecosistemas unas dimensiones mínimas óptimas. Un coto puede serlo o no dependiendo de la especie de que se trate, de ahí que la propia normativa suela recoger la posibilidad de desarrollar planes comarcales con el fin de lograr superficies adecuadas. En este sentido distintos trabajos desarrollados en el norte de España y en relación al corzo han señalado que el óptimo es el tamaño de 20.000 hectáreas.

Una población crecerá, se conservará o disminuirá en función de dos variables principales: fertilidad y mortalidad. Pero dado que los sistemas ecológicos no son cerrados habrá que añadir las variaciones debidas a emigración e inmigración.
Os voy a ahorrar por ahora el desarrollo matemático del modelo (si hubiera alguien realmente interesado estaré encantado de subirlo) y me vais a tener que creer en varias cosas a partir de ahora.

Cada población tiene lo que llamamos una Tasa intrínseca de crecimiento que es la diferencia entre lo que nace y lo que muere. Como digo en los sistemas abiertos habría que añadir la diferencia entre lo que inmigra y lo que emigra. No obstante en poblaciones bien establecidas y más en las densas podemos asumir que en realidad funcionan como poblaciones cerradas, al menos para entender la base del modelo.

Considerando estos factores podemos estimar cómo va a evolucionar una población a lo largo del tiempo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

En al gráfica, representado en color verde, vemos lo que sería un crecimiento que llamamos lineal. En realidad las poblaciones no se ajustan a ese modelo sino que crecen ajustándose a una función exponencial. En teoría este crecimiento tendería a infinito sino fuese porque el mismo está limitado por la disponiblidad de recursos. Esta condición varía con el medio y con cada especie y lo denominamos Capacidad de acogida, siendo representado por la letra K. Como digo cada ecosistema ofrece un valor de K característico - a esto se le conoce como Densodependencia-, lo que hace que cada población ajuste su crecimiento a lo que denominamos Curva logística (la curva de color rojo). De otro modo, una población de corzos aumentará al principio muy despacio hasta alcanzar una determinada masa crítica a partir de la cual su ritmo de crecimiento será muy rápido hasta llegar al máximo de la capacidad de acogida. Superada K la población tiende a la estabilidad o crece muy poco.

La capacidad de acogida de un medio puede variar de una manera sensible a lo largo del tiempo. Ello puede deberse a factores densoindependientes (cambios climáticos) o factores densodepedientes (cambios en la vegetación por la herbivoría). En el corzo los cambios pueden ser muy rápidos. Por ejemplo es bien conocido el efecto que tiene el crecimiento de los árboles en repoblaciones forestales, los cambios inducidos por la ganadería, etc. Ello hace que los modelos de predicción sean aún muchos más complejos ya que el valor de K va a ir cambiando de forma constante.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Un buen ejemplo de esto es lo que se ha visto en tres zonas de Europa a lo largo de 30 años.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Clásicamente se ha reducido la gestión a intentar modificar el valor de K bien mediante cambios en el medio natural (siembras, podas, rozas, etc.) o facilitando alimento de forma más artificial. Más adelante trataremos de esto en profundidad.

Estos cambios en el ritmo de crecimiento, además de los cambios en la Capacidad de acogida o de carga, se deben a la oscilación de los factores que lo determinan: Fertilidad y mortalidad. Pero de esto hablaremos mañana.

Saludos

Gerardo Pajares
D. Gerardo Pajares Bernaldo de Quirós es presidente de la Asociación del Corzo Español
[b]
avatar
TEORICO
MIEMBRO DE HONOR
MIEMBRO DE HONOR

Mensajes : 1327
Fecha de inscripción : 28/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.