3 de octubre de 2010: Sto. Estevo de Ribas do Sil

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

3 de octubre de 2010: Sto. Estevo de Ribas do Sil

Mensaje  Admin el Mar Oct 05, 2010 10:31 am

Es domingo 3 de octubre, y desde la una de la madrugada del sábado no ha parado de llover y en abundancia. La tierra, sedienta, después de tantos meses de pertinaz sequía, rebosa ahora agua por sus cuatro costados. Un temporal de lluvia y viento que desaconseja cualquier incursión cinegética, por lo cual, de café en café va pasando la mañana, hasta que le toca el turno al pulpo y carne a la brasa en Loñoá, y decidimos, entonces, dar un ganchito por la tarde con los mínimos (10) y 10 perros repartidos en dos sueltas. Soltamos a las 5 de la tarde en el incomparable marco del Parador Nacional de Sto. Estevo de Ribas do Sil. El agua cae a calderos, como lo ha hecho durante toda la noche anterior y mañana, aunque tenemos la ventaja del excelente abrigo que nos ofrece la ribeira, por lo que el viento apenas sí llega a molestarnos, resguardándonos entre las enormes moles graníticas que parecen desplomarse sobre el Sil. Pronto comienzan las ladras: por la parte de Antonio, Roy marca a parado los jabalíes, Fox levanta una corza y el resto de la jauría se acopla a la ladra de mi suelta: ¡la Ribeira ruge ahora por los cuatro costados! Dos disparos de jabatillo ponen punto y final al acoso de Fox, que este año se está prodigando en enviar a los pies de los monteros las piezas, cazando de modo independiente, pero muy seguro. Casi al mismo tiempo, Roy arranca con los jabalíes pero, justo antes de dar la cara en la armada en la que Teórico, Ernesto, Cuiñas, Marcos y Luis les estaban aguardando, se vuelven a plantar; el temporal de agua y viento está provocando que los jabalíes se hagan de rogar a la hora de abandonar la espesura. Tras unos momentos de incertidumbre, uno de los suidos arremete contra el veterano can y le dan un buen topetazo. Los lastimosos quejidos del perro resuenan en toda la riberia y temo por su vida. Disparo dos tiros al aire para que se muevan pero no hay fuerza de perros y los jabalíes ni se inmutan: están a más de 700 metros de mi posición y poco hay que hacer sin perros. Antonio remata el lance del primer levante: el de mi suelta y Pablo Almeida se debate ahora con el resabiado macho que tantas veces nos la ha jugado en los últimos años. Se le presenta mal, de culo, viene parándose a escuchar, con mucha cautela, afianzando cada paso que da hacia el Camino Real: tras dos minutos de tensión, un pequeño ruido de la bota de Pablo hace que el majestuoso corzo se gire lo suficiente como para que la paralela del de Moura resuene con fuerza: el corzo da un bote espectacular y Almeida lo pierde de vista. Siguiendo el reguero de sangre que deja, el afortunado cazador lo encuentra a 80 metros más abajo.

Parece que hoy todo sale a pedir de boca. Hemos recuperado todos los canes y abatido al MAESTRO. Tan sólo Sedeño -que sería recuperado bien entrada la noche- se ha salido de la mancha hacia el Mirador con caza que se nos zafó por la parte inferior del Camino Real. Pronto he reunido a todos los canes, son las 6 y media de la tarde y ahora me dirijo hacia el lugar donde el pobre Roy, de 11 años de edad, sufrió en sus carnes la embestida de los suidos. No hace falta que de monte: los perros van derechos hacia el encame a vientos y, tras subir 500 metros de ladera, ladran de nuevo a parado. Un disparo al aire provoca que los remolones jabalíes abandonen por fin su numantina defensa y se partan en dos grupos: Pistón y Toni pasan entre Teórico y Cuiñas. Best, Fox, Sol, Prim y el resto de la jauría pasan la armada de puestos entre Cuiñas y Marcos: mala suerte!! pero la caza es así. Tras darle seis vueltas enteras al infernal lomberio de Paradela, fuera ya de cazadero, cumplen por fin a la vuelta en el puesto de Marcos 5 cochinos: todos grandes. El de Vigo se queda con el de atrás, el de mayor tamaño y lo pone patas arriba!. El suido se repone y se precipita en dirección al río. El resto siguen siendo acosados por los perros, que los hacen romper hacia la carretera del parador y los conducen hasta Cortecadela tras un épico acoso. Mientras tanto, Marcos busca y rebusca pero no encuentra nada: ni sangre ni jabalí.

Llega la noche y los canes son recuperados gracias al localizador. Sería en la tarde del lunes cuando, gracias a Súper Flaki, pude cobrar el jabalí que Marcos había tirado y que se hallaba a 50 metros del lugar del disparo. La ladra a parado de Flaki delata la posición del inerte cuerpo de una jabalina de 80 kg de peso aprox.

Cerramos pues otra jornada redonda que quedará para el recuerdo por la emoción, intensidad y resultados.

Las fotos, [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
El Admin

_________________
Cazar no es matar
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 27/03/2010
Edad : 75

http://monterosribeirasacra.forosactivos.biz

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.