Edgar Morin: "la caza como civilizadora".

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Edgar Morin: "la caza como civilizadora".

Mensaje  Admin el Mar Mar 30, 2010 8:44 pm

Es considerado como uno de los pensadores y filósofos más importantes del Siglo XX. En este breve artículo desmenuzaremos su opinión sobre la caza y la importancia que esta actividad ha tenido como acción civilizadora de la humanidad en el pasado y como actividad socializadora en el presente. No cabe duda que la caza ha formado siempre parte de los pilares fundamentales en la socialización del hombre: desde la prehistoria hasta la actualidad.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Edgar Morin es un filósofo y político francés de origen judeo-español (sefardí), nacido en París el 8 de julio de 1921, su nombre de nacimiento es Edgar Nahum.

Sus primeros años en el socialismo.
Con una infancia caracterizada por la enfermedad, Morin empezó a ser un chico entusiasta de la lectura y aficionado al estudio, a la aviación y al ciclismo. Comenzó su labor filosófica con la lectura de los diversos representantes de la Ilustración del s. XVIII. Se vinculó al socialismo gracias al apoyo del Frente Popular (al cual se unió en la Federación de Estudiantes Frentistas, dirigida por Gaston Bergery) y al gobierno republicano español en la Guerra Civil Española. En 1940 huye a Toulouse cuando se enteró de la invasión de la Alemania nazi y se dedicó a ayudar a los refugiados y a la vez a profundizar en el socialismo marxista. Toma parte en la resistencia y se une al Partido Comunista Francés en 1941, siendo perseguido por los miembros de la Gestapo. Participó en la liberación de Paris (agosto de 1944) y al año siguiente, se casa con Violette Chapellaubeau, y se van a vivir en Landau in der Pfalz, en calidad de teniente del Ejército Francés de Ocupación en Alemania.

En 1946, regresa a la capital francesa para darse de baja en su carrera militar y proseguir con sus actividades con el comunismo, su relación con el partido se deterioró debido a su postura crítica y finalmente fue expulsado en 1951 debido a un artículo publicado en France Observateur. Ese mismo año fue admitido en el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS), previa recomendación de algunos intelectuales.

Desarrollo filosófico.
Al integrarse a la CNRS, Morin se inicia en el campo de la matemática social en el terreno de la cinematografía, aproximándose al surrealismo, aunque todavía no abandonando el socialismo, del cual comparte ideas con Franco Fortini y Roberto Guiducci, así como de Herbert Marcuse y otros filósofos. Funda y dirige la revista Argumentos (1956-1962) al tiempo que vive una crisis interior y se manifiesta contra la guerra argelina (1954-1962).

Al iniciar la década de 1960, Morin inicia trabajos y expediciones por latinoamérica y queda impresionado por su cultura. Posteriormente empieza a elaborar un pensamiento que haga complementar el desarrollo del sujeto. Ya en Poulhan, y en compañía de sus colaboradores, desarrolla una investigación de carácter experimental que culmina con la tesis de la transdisciplinariedad, que le genera mayores contradicciones con otros académicos.

Durante la revuelta estudiantil del mayo francés (1968), escribe artículos para Le Monde, en la cual descifra el significado y sentido de ese suceso.

Con el surgimiento de la revolución bio-genética, estudia el pensamiento de las tres teorías que llevan a la organización de sus nuevas ideas (la cibernética, la teoría de sistemas y la teoría de la información). También se complementa en la teoría de la autorganización de Heinz von Förster. Para 1977, elabora el concepto del conocimiento enciclopedante, del cual liga los conocimientos dispersos, proponiendo la epistemología de la complejidad.

En 1983, fue condecorado con la orden de la Legión de Honor y a mediados de la década de 1980, ya vislumbra los cambios en el régimen soviético de Mijaíl Gorbachov.
Enlace

La condición humana: los orígenes.
En estas sociedades de primates, se produce el surgimiento de una “protocultura”, en donde se hace posible la enseñanza, la transmisión de conocimientos de una generación a otra y a la vez la posibilidad de innovar en prácticas como la caza. El mensaje que el chimpancé deja al estudioso, y en esto se es reiterativo debido a la importancia del tema, es que muchas de las capacidades y de las facultades, que equivocadamente se pensaba eran meramente humanas, tienen su origen en "nuestros hermanos inferiores".

En lo que denomina Morin “la brecha en la soldadura”, se evidencia la solidaridad que existe entre los seres vivos, entre la vida, entre los primates y el ser humano. Esto aleja la antropología, de un lado, del antiguo “antropologismo” que concebía al ser humano desligado del resto de la naturaleza y de la vida y de otra, del biologicismo, ya que no es posible reducir el hombre sólo al aspecto biológico, natural; los dos enfoques son deficientes, es necesario reconocer la unión en la separación y la separación en la unión, es decir, la complejidad del “fenómeno humano”.

En el análisis de "la hominización" es necesario empezar por conocer los vestigios del “expulsado que sabe cazar", ya que allí, según hoy se puede evidenciar, se realiza el proceso de hominización, es decir, el proceso que lleva del “no humano al humano”. A través de estos vestigios se encuentra que el proceso que llega al hombre no es lineal, unidimensional, por el contrario este proceso ha sido multidimensional. Lo que quiere decir que en el proceso de humanización hay una confluencia, concurrencia, intersección de diversos factores entre los que se pueden identificar la naturaleza, la sociedad, la inteligencia, la técnica, el lenguaje y la cultura.

En el ser humano se ha producido una génesis compleja y multidimensional que es resultando de la convergencia de factores genéticos, ecológicos, cerebrales, sociales y culturales. Todos estos factores han concurrido y coadyuvado al proceso de hominización del ser humano.

En este proceso cumple una función fundamental la caza, al grado que se puede considerar a la caza como “civilizadora". El cambio del bosque a las sabanas lleva al hombre a enfrentar nuevos desafíos debido a la necesidad de alimentarse, esto cambia muchos aspectos de su plurisistema. La caza afecta los distintos niveles del ser inhibiendo unos comportamientos y estimulando otros; en la caza se produce una dialéctica enriquecedora y humanizante producida por la interretrorrelación pie-mano-cerebro-herramienta.

Todos estos procesos van afectando y produciendo simultáneamente la "sociogénesis". Los restos fósiles de los homínidos sirven para inquirir allí la génesis de la organización social, la cual manifiesta que a la vez debió ser “centralizada” y “descentralizada”, es decir, compleja, dialéctica. Ella permitió la dispersión y el reagrupamiento de los grupos humanos así como posibilitó la actividad social individual.
Enlace 2
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 27/03/2010
Edad : 75

http://monterosribeirasacra.forosactivos.biz

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.